25 de junio de 2008

Y tú, ¿con quién pasarías la última noche del mundo? - I

"...seize the day or die regretting the time you lost..." - Seize the Day. Avenged Sevenfold.


La canción da vueltas por mi cabeza. Resuena todo el santo día. Seize the day or die regretting the time you lost. Parece que no hay más alternativas.
Como yo lo veo es sencillo: en la vida tienes de [inserte número] sopas, y ya tú sabes si te comes la de coditos, la de pasta o prefieres un caldo tlalpeño. O si no comes. Para mí, ésa es la peor opción: quedarte con hambre... de hacer, de escuchar, de sentir o de decir algo.
Yo soy muy tragona. Tengo hambre de aprender, de vivir, de enseñar; de compartir. Sobretodo, de compartir. Creo que una vida para uno mismo es lo peor. Ese "encerrarnos en nuestros corazones" me da flojera. La vida es para sentirla, para gritarla, para contarla al que quiera escucharla. Por eso me chocan los caminos de senderos que se bifurcan. Yo sí creo que se puede ser feliz acompañado, tomando al otro de la mano y no como muchos piensan, "compartiendo soledades".
Al cuestionarme sobre el caso del Gran Colisionador de Hadrones y estos dos cuates (prometo llegar a un punto y ahondar más en el tema) que creen firmemente que se abrirá un agujero negro lo suficientemente denso como para chuparnos el alma a todos en un parpadeo (y contrario a lo que predice el experto en hoyos negros, Stephen Hawking, quien cree firmemente que se evaporarán), me entraron muchos temas a la cabeza. ¿Y esque por qué diablos tiene que pasar algo realmente fuerte, lifechanging y que no tenga reversa para que el hombre sea verdaderamente auténtico? No lo sé.
Si se abre un hoyo negro lo suficientemente denso para chuparnos hasta el tuétano, ni cuenta nos vamos a dar. ¿Pero qué tal que tuviéramos unas horas más? ¿Qué tal que tuviéramos una noche entera antes de la certeza del fin del mundo?
Muchas películas lo ilustran: gente robando, llorando, buscando a sus "seres queridos"-aquellos a los que dañaron y con los que nunca pudieron abrirse por completo- para pedirles perdón; para decirles "te quiero". Yo tengo otra versión en mi cabeza (cómo me gustaría que pudieran ver dentro de mi cabeza): noche constelada, silencio abrumador y todos, absolutamente todos, pensando: ésta, ésta es la última noche del mundo.

1 comentario:

Andrés C dijo...

Pero no contestaste la pregunta de tu título!!!!!
y por supuesto, entre tu comment en mi blog y este post... ufff... me dejas pensando... bueno, en realidad no... ja, ya tengo la respuesta...
Me encantó tu versión del último día del mundo.